En 2010, Mark Zuckerburg descartó la privacidad como una norma social que había dejado de ser útil. Afortunadamente para todos nosotros, estaba equivocado. En los últimos 12 años, la privacidad ha experimentado un resurgimiento. Los ciudadanos exigen que se respete su privacidad, los legisladores ahora están aprobando leyes para hacer que los mercados digitales sean competitivos, e incluso Big Tech está haciendo (a menudo dudosas) afirmaciones de privacidad.

Ahora parece que el Internet del futuro será más privado, lo cual es decir algo. Gran parte de esto se remonta a la comunidad de Proton. Al adoptar tecnologías de privacidad por defecto, mostramos al mundo que la privacidad es importante y que construir una Internet alternativa que priorice la privacidad es sostenible. 

Recientemente, Proton superó los 70 millones de cuentas de usuario, lo que demuestra el interés generalizado en las tecnologías que priorizan la privacidad y que son mejores para los usuarios y la sociedad. Tu apoyo ha permitido que Proton Mail se convierta en el servicio de correo electrónico seguro más grande del mundo y que Proton VPN se convierta en el servicio VPN gratuito más utilizado.en muchos países alrededor del mundo, particularmente en lugares donde la libertad de información es más necesaria, como en Rusia. Lo mejor de todo es que pudimos hacer esto mientras preservamos los valores originales de Proton desde nuestros primeros días de financiación colectiva. Proton continúa siendo gratuito, de código abierto, neutral, independiente y primero en la comunidad. Tu apoyo es esencial para proteger los valores de Proton, ya que nos ha permitido crecer a un equipo de más de 400 personas que pueden brindarle un mejor servicio sin dejar de ser financieramente sostenible. 

Gracias a tu apoyo, nuestro trabajo continúa. No es fácil construir una Internet alternativa que priorice la privacidad y proporcione una alternativa a las ofertas proporcionadas por las grandes empresas tecnológicas que priorizan las ganancias. Pero nuestro viaje hasta ahora muestra que no es imposible, y esperamos continuar construyendo una Internet libre, abierta y privada con todos vosotros.